Toxicidad en las relaciones

Desde las cuentas sobre amor libre tenemos que hablar de este concepto tan básico: la toxicidad. ¿Qué hace una relación tóxica? ¿Qué actitudes son tóxicas? ¿Cómo podemos evitar caer en una relación tóxica? Existe una creencia absurda que dicta que si estás en una relación abierta automáticamente eliminarás cualquier comportamiento tóxico, cuando esto es falso. Cuando abres la relación estás intentando superar tus celos lo suficiente como para que te deje de importar lo que haga tu pareja con otras personas, pero eso no significa que hayas perdido la capacidad de chantajear, de hacer sentir mal, de depender emocionalmente o que sigas usando esos celos para controlar.

relaciones-toxicas.001

Podríamos decir que una actitud es tóxica cuando afecta a la integridad emocional de alguna de las partes y cuando atenta contra su voluntad y libertad individual. Ejemplos de actitudes tóxicas conocemos cientos y podemos enumerar simplemente unos cuantos que se nos ocurran ahora mismo:

  • Deja que mire los mensajes de tu móvil a ver si tienes algo que ocultar. Yo te dejo mirar los míos ¿Ves?
  • Dame tus contraseñas o me enfado. Si yo te doy las mías ¿Por qué no quieres darme las tuyas?
  • No salgas sin mí de fiesta, eso es para ir a ligar y a tontear con otras personas.
  • No salgas con ese grupo de amistades, me causa celos y no me gusta.
  • No salgas con esa persona en concreto con la cual te llevas tan bien, parece que te gusta y me causa celos.
  • ¿Qué estás haciendo? ¿Por qué no respondes? Sales “online” todo el rato y no me hablas. ¿Con quién hablas? ¿Eh? Ya veo la importancia que me das, le hablas a otras personas antes que a mí.
  • Solamente tenemos tres días para vernos: viernes, sábado y domingo ¿Te parece bonito gastar parte de ese tiempo para ti o para tus amistades? No, si me quisieras lo usarías solamente para verme a mí.
  • No es que tenga celos, es que tengo miedo de que te empiece a gustar… por eso no me siento bien si ves a esa persona. ¿Lo comprendes, verdad? ¿No te importa dejar de verla por mí, verdad?

Muchas veces una relación que comienza siendo libre, se vuelve tóxica con el paso del tiempo. Los mitos del amor romántico que se nos impusieron desde niñes salen a la superficie de la piel y dan vueltas por nuestra mente. Por ejemplo, que las dos personas, o sólo una, asuma que el hecho de enamorarse de une le impide enamorarse de más personas, auto limitándose así, limitando su amor, su tiempo, entregando su felicidad ¿Qué ocurre? Si la otra persona no lo ve así porque se deconstruyó y eliminó los mitos del amor romántico, no va a actuar como la otra persona espera. Esto dará lugar a discusiones, desilusiones, problemas emocionales, dolor, pensamientos de que la otra persona no la quiere… y la persona decontruída sufrirá al ver que tendría que limitarse y someterse para demostrar su amor. No siempre es todo tan sencillo. Hay que hablar más.

amores-tóxicos

También puede ser que las dos personas asuman que como están enamoradas no quieren irse con nadie más (Por el tópico de la media naranja, de que si se quieren no ”necesitan” a nadie más, de que sólo se puede amar a una persona al mismo tiempo…) y no lo hagan. Así puede ser que una relación y un amor que comenzó siendo libre acabe transformándose en una relación monógama  y tóxica porque no es lo que realmente quieren. El contrato puede no pactarse como tal, puede ser que no se digan ”Tú eres para mí y yo soy para ti” pero las dos partes (o más) lo asumen. Es uno de los principales problemas de la monogamia, que como está impuesta socialmente se da por hecho. Cuando alguien empieza una relación normalmente no pregunta “¿Qué tipo de relación quieres? ¿Abierta o cerrada?” sino que se da por hecho que será cerrada y monógama. Ahí empiezan los problemas.

Pueden presentarse los celos y el control que la otra persona ejerce sobre ti o tú sobre ella en situaciones en las cuales une habla con más personas, queda con otras personas, habla con une ex… o simplemente un día no puede o no quiere hablar porque no le apetece ya que ha tenido un mal día. Se asume y se exige disponibilidad a las 24 horas. Y se asume precisamente porque se asume que el amor romántico es el amor real, la forma de amar universal. Si un día se falla, empiezan los problemas. Empiezan los chantajes emocionales. Las discusiones. Angustias. Control. Y se acaba pactando (o no) un contrato en el que se dice ”Tú eres para mí y yo soy para ti” porque no pueden aceptar la idea de perder a la otra persona, de quedarse soles, porque tienen miedo de que encuentren a alguien mejor u otras personas que las hagan más felices. Ese contrato no va a asegurar eso, una persona que está en una relación cerrada contigo puede conocer a alguien y dejarte, pero se piensa que sí. A menudo, lo único que hace es deteriorar las relaciones por los límites que se ponen y las exigencias. Se pueden llegar a puntos en los que dejas de hacer ‘X’ cosa o de hablar con ‘X’ persona para evitar discusiones y celos. ACLARO: Esto no significa que a todas las personas les suceda. Tampoco que pase TODO. Puede que sólo se presenten unas actitudes y situaciones determinadas o puede que todas, y puede ser en menos o mayor medida y con más o menos intensidad. Pero hay personas que viven estas situaciones y que sufren los mitos del amor romántico, ya sea consciente o inconscientemente.

10-types-toxic-relationships-770x470

Como decíamos, muchas veces se cae en el tópico de que sólo las relaciones monógamas son tóxicas. Sin decir nunca que sólo las relaciones poliamorosas era sanas (además de que el amor libre es más que el poliamor), a veces nos vienen replicando ‘’No todas las relaciones monógamas son tóxicas’’, ‘’No todas las relaciones poliamorosas son sanas’’, etc… La verdad es que una relación sea tóxica o no depende de las personas que forman una relación. No vamos a decir que todas las relaciones monógamas sean tóxicas pero una gran mayoría sí porque implican ese control y esa posesión sobre la otra/las otras personas. La mera idea de pensar que si quieres a una persona deberías tener la capacidad de exigirle que no esté con nadie más suele desembocar en muchos otros problemas. De hecho todos lo que conocemos como celos  (Déjame mirarte el móvil, no salgas con ese amigue, no veas a tu ex…) simplemente son exageraciones de la misma idea: “No te acuestes con otra persona ni te enamores de otra persona” que se traducen en actitudes diarias que dicen “Para asegurarme de que no te acuestes con otra persona, te voy a controlar”. Es decir, la base de todos esos celos es evitar que ocurra lo no deseado y lo que se tiene prohibido.

Y lo mismo con el amor libre. De entrada la mayoría de las relaciones abiertas son sanas porque el amor libre se elige, no es impuesto por la sociedad, de modo que las personas que lo eligen normalmente ya están deconstruídas orelaciones tóxicas en proceso de deconstrucción. Aun así, sí que se dan casos de relaciones libres tóxicas porque las personas no están deconstruídas, siguen viendo el amor con los tópicos del amor romántico, no aceptan la libertad de su pareja como la suya, no se comunican y dan lugar a una falta de comunicación, intentar reprimir con sus celos… y ahí o bien se terminan las relaciones dado a los conflictos o acaban tranformándose en una relación monógama y tóxica si la parte reprimida acaba cediendo. Esto es extremadamente común y ocurre muy a menudo: Que una persona en relación monógama sienta la necesidad de abrir la relación, la otra acepte a regañadientes pero realmente no esté preparada ni tenga interés real en superar sus celos, dando lugar a muchísimo sufrimiento por ambas partes.

Llevar una relación sana sin actitudes tóxicas puede suponer la diferencia entre una relación desastrosa y una relación satisfactoria para ambas partes. Aprender a conocer nuestros errores y nuestros límites para mejorarlos poco a poco. En otra entrada haremos una lista con los consejos que damos para llevar una relación lo más sana posible.

 

 Epy y AW de AmorLibreSpain

About the Author

Amor Libre Spain
Somos una cuenta cuyo objetivo es luchar contra el amor heteropatriarcal monógamo impuesto como el único y verdadero amor.

1 Comment on "Toxicidad en las relaciones"

  1. Buena entrada…quiero leer esos consejos que dicen.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*