octubre 2015

Crecí en una familia poliamorosa

Pocos símbolos culturales tienen tanto peso como la familia nuclear “tradicional”. Ya sabes: dos progeniores heterosexuales, dos niñes, un perro, dos cucharadas de vallas de madera blancas; mézclalo todo enérgicamente. No me malintepretéis, no hay…